Consecuencias del uso continuado de las pantallas en los más jóvenes

Muchos menores de un año de edad juegan habitualmente con móviles y tabletas, recurso muy utilizado para entretenerles o calmarles.
También los jóvenes juegan habitualmente con estos dispositivos, los utilizan para estudiar, pasar el rato con los amigos, etc.
Las pantallas, emiten luz de alta energía que pueden dañar la retina de manera irreversible, y más en los últimos años debido a que emiten 5 veces más energía que las anteriores.
Pasamos una media de 8.5 horas frente a las pantallas, lo que hace que aumente el estrés ocular, la fatiga visual y puede implicar riesgos para la retina como la degeneración macular, causa de ceguera más común del mundo desarrollado.
Es por esto muy importante que seamos conscientes de lo imprescindible que es proteger la salud visual de los más pequeños, tanto reduciendo las horas de exposición, como poniendo lentes en sus gafas que lleven tratamientos específicos que reflejen este tipo de luz nociva para el ojo.

Deja un comentario